Clinica Pablo Cano Fisioterapia Osteopatia Oviedo Asturias

Una vida diaria menos dolorosa. Reportaje La Nueva España

Lucía GAYO .  Articulo publicado en el Periodico "La Nueva España"

El experto en fisioterapia y osteopatía Pablo Cano organiza desde hace dos años, en su clínica de Oviedo, unas jornadas de prevención sanitaria, en las que «ayuda» a las personas a realizar las actividades de la vida cotidiana de la manera correcta. Además, los asistentes tienen la ocasión de solucionar sus dudas sobre la forma de hacer las tareas diarias y su trabajo. «El objetivo principal de estas jornadas es enseñar a aquellas personas que han sufrido algún dolor lumbar o cervical alguna técnica parar ayudar a que esas molestias sean menos fuertes y que tiendan a desaparecer», explica Pablo Cano. 

Las sesiones se organizan en tres fases: la llegada del paciente, la identificación del problema y los consejos y soluciones que se le pueden ofrecer al paciente para que evite ese problema que tanto perjuicio le causa. 

«Todo comienza con la llegada del paciente, él me explica lo que le pasa y lo que le duele y a partir de esos síntomas yo comienzo con mi terapia. Le indico cómo tiene que hacer las cosas. Por ejemplo, le digo si es correcta la manera en la que se agacha, cómo tiene que coger un objeto e incluso le explico la forma en la que hay que planchar correctamente», comenta el fisioterapeuta. 

Por la clínica de Pablo Cano pasan amas de casa, deportistas y también familiares de personas que tienen enfermedades como Parkinson o tetraplejias. «Estos consejos valen para todas las personas, no van dirigidas a un público en concreto, ya que todo el mundo puede sufrir problemas musculares», cuenta Pablo Cano. 

Hay posturas que se adoptan inconscientemente, en el día a día, y que realmente dañan la musculatura del cuerpo. «Tendemos a sentarnos sin apoyar completamente el pie, sólo apoyamos en el suelo la punta de los pies, y lo que no sabemos es que al realizar esta pequeña acción estamos cambiando la mecánica de nuestro cuerpo», aclara el profesional. 

«La fisioterapia mejora la calidad de vida y lo que se está consiguiendo últimamente es extenderla a todo el mundo. La gente está perdiendo el miedo a venir a los fisioterapeutas, parece que se está empezando a comprender que esto no es cosa de deportistas y que ayuda a prevenir lesiones y molestias, y así se mejora la calidad de vida. Además, la fisioterapia no sólo actúa cuando se ha producido la lesión, sino que también puede ayudar previniendo y modificando el esquema del movimiento del paciente», explica Pablo Cano. 

Muy importante para no tener nunca dolores y evitar lesiones es realizar las tareas de la vida diaria de forma correcta. Sentarse, agacharse o llevar el carro de la compra correctamente es esencial para evitar molestias cervicales o lumbares. «Debemos hacer las tareas más simples de la forma correcta. No es lo mismo sentarte en una silla cualquiera o en una que esté adaptada y ajustada a tu espalda. También es importante el colchón porque tenemos que comprar uno en el que estemos cómodos y que sea el indicado para nuestra espalda, y sobre todo darle la vuelta una vez al mes. Con esto el colchón nos durará mucho más tiempo», aclara el experto. 

«Todo nuestro sistema nervioso está conectado. Si tenemos una molestia en el pie como puede ser una uña mal cortada nos va a afectar a las cervicales, ya que cambiamos nuestra forma de caminar y poco a poco va todo de manera ascendente. Empieza con un dolor en el pie, luego pasa a la pierna y al final nos afecta a la espalda y a las cervicales. Para evitar esto hay que tratar la lesión cuando todavía es pequeña y así nos evitamos males mayores. Una lesión que no se trata a tiempo puede derivar en algo más grave», advierte Cano.